Advertisement

Cortado: ‘The Bridges of Madison County’ y yo


Jordan Sellergren/Little Village

Hola mi nombre es Alex y soy de Perú. Vivo en Iowa desde hace casi dos años. Los motivos que me trajeron a estas tierras del Midwest Americano son más de índole familiar (mi esposa es iowana!) que de trabajo o estudios, aunque también hago ambas cosas.

Antes de venir a Iowa mi primer acercamiento con este estado de los Estados Unidos fue la película The Bridges of Madison County. Una película romántica que roza con el drama, especialmente en sus últimas escenas. Esos paisajes, puentes, casas, edificios, captados con mucha delicadeza por el director de la película (Clint Eastwood), en cierto modo, me prepararon para mi primera visita a Iowa (verano del 2014). Y una vez ya radicado aquí en Iowa City, como inmigrante, terminaría encantado por su estimulante cultura y su delicioso choclo.

Todo este tiempo me ha interesado la interacción entre la cultura latina y la cultura americana. No solo aspectos visibles como la gastronomía o la música latina, sino también otros asuntos que pueden ir desde las implicancias de aprender el idioma inglés hasta las deportaciones contra indocumentados que realiza la ICE con eficiencia, sin importar si estamos o no en pandemia.

Pienso que tener la condición de inmigrante no es algo estático e inamovible, como algunos piensan. Uno también es vecino de un barrio, trabajador independiente o dependiente, estudiante escolar o universitario, voluntario de una organización sin fines de lucro, por lo que podemos concluir que los inmigrantes participan de diferentes maneras en la construcción y el mejoramiento de nuestra comunidad.

De estos y otros temas me gustaría hablar en este pequeño espacio que muy amablemente me ha brindado el equipo editorial de esta chévere revista, Little Village.

Finalmente, solo decir que esta columna se llama Cortado porque una vez en una fiesta (en aquel tiempo no muy lejano en que bailar en un bar repleto era algo común) alguien me saludó alegremente diciéndome: “Hola, Cortado!”. Y ante mi rostro de extrañeza, esta persona quien por cierto trabajaba en un coffee shop, añadió: “Tú eres la persona que siempre ordena Cortado!”. Fue en ese momento en que caí en la cuenta de que no siempre recordamos a las personas por su nombre, sino también por algún rasgo o detalle particular. En mi caso fue el café Cortado. Sí, me gusta el Cortado por su sabor casi amargo, y porque tiene el mismo significado y la misma pronunciación en inglés y español. Por lo que siempre me es fácil ordenarlo en cualquier coffee shop de Iowa City.

This article was originally published in Little Village issue 285.


Thoughts? Tips? A cute picture of a dog? Share them with LV » editor@littlevillagemag.com

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Summer Programs 2020

Get 150+ local restaurants delivered to your door in the Iowa City & Cedar Rapids areas!

The Future is Unwritten

You look to Little Village for today’s stories. Your sustaining support will help us write tomorrow’s.

Regular

$10/mo or $120/year
(AUTO-RENEW)
The cost of doing this work really adds up! Your contribution at this level will cover telephone and internet expenses for one month at the LV editorial offices.

Italic

$20/mo or $240/year
(AUTO-RENEW)
$240 is enough to cover one month’s costs for sending out our weekly entertainment newsletter, The Weekender. Make a contribution at this level to put a little more oomph on your support and your weekend.

Bold

$30/mo or $360/year
(AUTO-RENEW)
LittleVillageMag.com connects eastern Iowa culture with the world. Your contribution at this level will cover the site’s hosting costs for three months. A bold move for our boldest supporters!

All monthly and annual contributors receive:

  • Recognition on our Supporters page (aliases welcome)
  • Exclusive early access when we release new half-price gift cards
  • Access to a secret Facebook group where you can connect with other supporters and discuss the latest news and upcoming events (and maybe swap pet pics?) with the LV staff
  • Invitations to periodic publisher chats (held virtually for now) to meet with Matt and give him a piece of your mind, ask your burning questions and hear more about the future plans for Little Village, Bread & Butter Magazine, Witching Hour Festival and our other endeavors.